Un año después de su separación, las siamesas celebran sus nuevas vidas

Por un lado, está la alegría que siente una pareja cuando está esperando un bebé. Pero luego está la doble alegría cuando la pareja descubre que van a tener gemelos. Es algo poco común, y el saber que uno va a tener gemelos es la noticia más alegre para la mayoría de la gente. Esta pareja no podía ocultar su emoción al enterarse de que estaban esperando gemelas. Sin embargo, después de una visita médica, se quedaron preocupados al recibir la noticia de que las gemelas serían siamesas.

Incluso después de intentar consolarse con el hecho de que sus gemelas no serían las primeras siamesas, y de que los médicos habían separado a otros siameses con éxito anteriormente, la pareja seguía siendo escéptica.


Es el miedo que provoca el saber que tus hijos van a tener que pasar por una operación a tan tierna edad. Tener que dejar que tus hijos se sometan a una cirugía inevitable, hace que te sientas impotente como padre.

Heather y Diley Delaney se enfrentaron, hace un año, a la difícil situación antes mencionada. Esto sucedió después de que un hospital en el que llevaban a cabo sus revisiones clínicas, el Children’s Hospital de Filadelfia, confirmara que las gemelas esperadas compartirían una misma parte de sus cabezas.

07447356168145" data-ad-slot="5227661121" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Las dos niñas, Erin y Abbey, adelantaron su llegada al mundo diez semanas. Pesando algo menos de 1 kg, sus pequeños cuerpos no podrían soportar el impacto de pasar por el bisturí.

La razón es que compartían algo más que la piel. Las hermanas compartían vasos sanguíneos cruciales y materia cerebral que complicaría la cirugía.

Con el permiso de los padres, un equipo excepcional de cirujanos pasó los siguientes once meses estudiando el caso de las hermanas.

Afortunadamente, sus esfuerzos se vieron recompensados con una exitosa cirugía de catorce horas que logró separar a las gemelas. Esta fue la primera cirugía exitosa de tal complejidad realizada a bebés de tan tierna edad.

Pero este no era el final del viaje, ya que las hermanas tuvieron que someterse a más cirugías en un intento de reestructurar las partes del cráneo afectadas por la operación. También tuvieron que realizar terapia física para ayudarlas a fortalecer sus piernas subdesarrolladas.

Hoy en día, las niñas llevan una vida independiente la una de la otra, y los médicos dicen que se están recuperando fantásticamente.


Gracias al amor infinito de sus padres y a la dedicación y preocupación del equipo médico en el hospital, Erin y Abbey podrán llevar una vida normal.

Es realmente conmovedor el ver a dos hermanas jóvenes e inocentes luchar por sus vidas pasando por cirugías, medicamentos y terapia para lograr recuperarse. Su desconocida historia de fortaleza merece más reconocimiento. Haz que la gente sepa sobre estas dos hermanas compartiendo su historia de vida con todo el mundo.

About admin

Check Also

Así dejo a su hija luego de G0LPEARLA por cocinar mal

Al pensar en las palabras ‘papá’ y ‘mamá’ a la mayoría nos viene a la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies